Fecha de publicación: 6 de abril de 2018

La moción fue enviada a la Comisión de Educación para segundo informe, dada la presentación de indicaciones. La propuesta considera a todos los trabajadores de la educación, docentes y asistentes de la educación públicos y privados.

Con la unanimidad de 131 votos, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley (boletín 11483) que precisa que la jornada de trabajo de los profesionales de la educación se dividirá en dos partes, dejándose entre ellas, a lo menos, el tiempo de media hora para la colación. Este período intermedio no se considerará trabajado para computar la duración de la jornada diaria.

La moción, enviada a la Comisión de Educación para segundo informe, dada la presentación de indicaciones, considera a todos los trabajadores de la educación, docentes y asistentes de la educación públicos y privados.

Un segundo aspecto de la iniciativa consigna que si el profesional hubiese pactado con su empleador la interrupción de la jornada diaria por un tiempo superior, conforme a las normas del Código del Trabajo, referida al descanso dentro de la jornada, tendrá derecho a la interrupción pactada si esta fuese mayor.

De acuerdo a lo manifestado durante el debate del proyecto, presentado a la Sala a través del informe de la Comisión de Educación que rindió la diputada Cristina Girardi (PPD), el objeto de las indicaciones es reponer el sentido original de la moción, de entregar 45 minutos para almorzar.

La postura se presenta como contraria a la de la Dirección del Trabajo, que ha dictaminado que la colación es una refacción o refrigerio que tiene la finalidad de “reparar las fuerzas” del trabajador. Por lo tanto, este período de tiempo dentro de la jornada laboral involucra el consumo de un alimento o comida ligera, necesaria para reparar las fuerzas gastadas durante la primera parte de la jornada laboral diaria.

Fuente: Camara.cl https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=133671